Programa Terapia Ocupacional

La Asociación Americana de Terapeutas Ocupacionales (AOTA) la define como: “La Terapia Ocupacional  es la utilización terapéutica de las actividades de autocuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad.

 

La Terapia Ocupacional parte de dos premisas fundamentales:

La ocupación es parte de la condición humana, los seres humanos poseen una naturaleza ocupacional.

La ocupación es necesaria para la sociedad y la cultura, es un elemento crucial de integridad y salud humana. La ocupación es la actividad principal del ser humano a través de la cual la persona controla y equilibra su vida. La ocupación se define, valora, organiza y adquiere significado individualmente dependiendo de las aspiraciones, de las necesidades y entornos de dicha persona.

El principal objetivo es capacitar a la persona para alcanzar un equilibrio en las ocupaciones, con el fin de que su vida sea satisfactoria y significativa.

Mejorar el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria, de manera que se entrenará la nueva manera de conseguir ser autónomos en el vestido, alimentación, aseo, desplazamientos.

Reeducar las habilidades sensoriales y perceptivas, normalizar el componente motor e integrar los componentes cognitivos.

Que la familia aprenda a manejar la nueva situación y enseñarle a prestar la ayuda oportuna y adecuada a su familiar.

Identificar los problemas que pueda encontrar cuando abandone el recurso asistencial.

Ayudar al paciente a analizar su vida diaria: encontrando medios de simplificación de rutinas.

Asesorar sobre la eliminación de barreras en el domicilio y la utilización de productos de apoyo.

Entrenamiento en el uso de diferentes sistemas de comunicación y manejo de silla de ruedas.

Reasunción de los roles ocupacionales y mejora de la competencia ocupacional. Orientar en los posibles nuevos trabajos o actividades de ocio y tiempo libre que podrá llevar a cabo de acuerdo con su nivel de funcionalidad.

Si bien tanto la terapia física como la terapia ocupacional ayudan a mejorar la calidad de vida de  un paciente, existen diferencias entre ellas. La terapia física se centra en el dolor, la fuerza, la amplitud de movimiento de las articulaciones, la resistencia y las funciones de motricidad gruesa, mientras que la terapia ocupacional se centra en las habilidades de motricidad fina, las habilidades de visión y percepción, las habilidades cognitivas y los problemas en el procesamiento sensorial.

De acuerdo con los datos de la AOTA (Asociación Americana de Terapia Ocupacional) y la Organización Mundial de La Salud Terapia Ocupacional realiza una importante intervención en los siguientes diagnósticos y enfermedades:

Trastornos en el procesamiento sensorial.

Lesiones traumáticas (cerebro o médula espinal).

Problemas de aprendizaje , Trastorno por déficit de atención con Hiperactividad.

Autismo , Síndrome de Down.

Artritis reumatoide juvenil

Problemas de conducta o salud mental.

Lesiones ortopédicas.

Retrasos en el desarrollo Psicomotor.

Afecciones postquirúrgicas.

Quemaduras

Espina Bífida

Amputaciones traumáticas

Lesiones traumatológicas

Esclerosis múltiple, parálisis cerebral y otras enfermedades crónicas

Son la base de la intervención en Terapia Ocupacional Podemos distinguir varios tipos de actividades según las necesidades de la persona: actividades auxiliares, actividades de capacitación, actividades propositivas.

 

Actividades Auxiliares y de capacitación:
Adquieren significado como parte del proceso de retorno al desempeño competente, mediante el entrenamiento específico de funciones perceptivas, cognitivas, sensitivo motoras, psicológicas y psicosociales necesarias en las diferentes áreas de ejecución ocupacional y para la asunción de roles.

 

Actividades Auxiliares (preparación):
Preparan a la persona para llevar a cabo de manera adecuada la actividad con propósito objetivo de la intervención.

Equilibrio y control postural

Potenciación muscular

Estabilización y protección articular

Alineación de segmentos corporales (férulas)

Ganancia de rangos articulares, Aumento de la tolerancia al esfuerzo.

Trabajar destrezas manipulativas finas

Mejorar funciones cognitivas específicas (memoria, atención, funciones ejecutivas).

Reeducación sensorial, Psicomotricidad.

 

Actividades de Capacitación (facilitación):
Simulan en un entorno controlado la actividad objetivo de la intervención.  Preparan a la persona para la participación autónoma en sus AVD:

Llevar conos hacia la boca/ beber de un vaso

Transferencias en entorno controlado

Movilidad en la cama (volteos, giros, incorporación).

Entrenamiento en la deambulación con andador-muletas u otras

Ganancia de rangos articulares, Aumento de la tolerancia al esfuerzo.

Manejo de cubiertos/entrenamiento en comida/ adaptaciones

Orientación y entrenamiento de actividades de autocuidado

Destrezas manipulativas /abotonar-desabotonar

 

Actividades Propositias:
Actividades significativas en sí mismas, forman parte de la vida diaria de la persona. Se llevan a cabo en el contexto del desempeño ocupacional por ejemplo: Hacer la cama ,barrer preparar la comida ,vestirse, realizar traslado, subir bajar escaleras y deambulación independiente, Ocio y juegos entre otras actividades fundamentales que realizamos diariamente.

centro médico de rehabilitación

¿Conoces la raíz de tus dolencias?

Somos la solución a tus dolores. Agenda tu cita

¡Reservar Cita!

CUBAMEDIC

La rehabilitación
CUBANA
llegó al PERÚ